OPINIÓN DISIDENTE SOBRE LA DECISIÓN DE LA FASE IB

 

CHEVRON CORPORATION Y TEXACO PETROLEUM COMPANY,  

Demandantes,

– y –  

LA REPÚBLICA DEL ECUADOR

Demandada.

 

OPINIÓN DISIDENTE SOBRE LA DECISIÓN DE LA FASE IB DE RESPONSABILIDAD

 

15 DE MARZO DE 2015

 

El árbitro designado por las Demandantes, Horacio A. Grigera Naón, emitió una opinión disidente sobre la Decisión de la Fase 1(b) de Responsabilidad que fundamenta de la siguiente manera:

  • Pese a que acepta que la decisión sobre la cual manifiesta su opinión disidente, tienen carácter parcial y provisional, según el árbitro, los párrafos 183 y 186 de la misma contienen determinaciones sustantivas sobre temas que se encuentran en el centro de las Disputas de las Partes.
  • De acuerdo con Delfina, una reclamación individual es un reclamo solicitando una indemnización por los daños sufridos individualmente, en forma de compensación pecuniaria o de reparación en especie de dicho daño específico, esto independientemente de que dicho demandante sea una persona física o jurídica.
  • La reparación otorgada en Delfina, es una reparación individual, incluso si tiene el efecto paralelo o el efecto secundario de beneficiar a terceros.
  • La sustancia y la reparación en una demanda van inseparablemente de la mano. Ésta última pueda moldear la primera. En su opinión, no existe nada en la Demanda de Lago Agrio que demuestre que busca una indemnización individual en el sentido entendido en Delfina.
  • Según el árbitro, es necesario priorizar el fondo sobre la forma. En este sentido, los aspectos meramente formales de la formulación de la Demanda (por ejemplo, la coincidencia de las personas que presentan la Demanda y la denuncia de Aguinda en Estados Unidos y el hecho de que el mismo abogado representó a los demandantes en ambos casos) no se pueden priorizar sobre las características de las reclamaciones en virtud de la denuncia que, en su sustancia, no son reclamaciones individuales.
  • La Demanda no está comprendida en el ámbito de aplicación del Convenio de Transacción de 1995.
  • Las cuestiones planteadas por la naturaleza o la caracterización de las demandas en Lago Agrio y si están o no comprendidas en el Convenio de 1995, requieren ser abordadas en la etapa de fondo del arbitraje, a la luz de los escritos de las partes en cuanto a la naturaleza “colectiva” o “difusa” de tales afirmaciones y los factores a los que se alude en los párrafos 140 y 142 de la Decisión (situación excepcional debido a que las Demandantes han hecho las acusaciones más graves que se pueden realizar en contra de cortes de un Estado en virtud del derecho internacional).

Por las razones expuestas, respetuosamente manifiesta su desacuerdo con la Decisión y sus conclusiones.